Vinos Terras Gauda 2012, Abadía San Campio y La Mar

alvaro | 06 Septiembre, 2013 01:20

Acabo el verano,  y da la sensación de que se han terminado los problemas económicos. Qué alegría. Parece como si todo el mundo, durante sus vacaciones hubiera respirado hondo y guardado todo el aire en su interior, cerrando con ello sus bolsillos y disipando las ganas de salir y de consumir.

Volvemos de las vacaciones, y parece como si el esultado de o dicho, fuera que en el verano, todo el mundo, y me refiero a los extranjeros, hubiese venido a disfrutar de lo que nosotros no hemos sido capaces por nuestra precaria situación. Disminuye el paro, el Ibex continua en alza, la póliza de riesgo sigue bajando….y menos mal, los bares, vuelven a llenarse….alegría!!! Parece como si el anuncio de la coca cola, tuviese un efecto enternecedor, y la gente volviera con afán a llenarlos...habría que preguntar a los gerentes y propietarios, si se continua pidiendo una cervecita y un plato de aceitunas para cinco, pero a priori, la sensación es de que la gente vuelve a ocupar los bares, y vuelve a consumir, y yo, lo celebro! Que la rueda se mueva, los engranajes se engrasen y se desentumezcan los músculos, andemos de nuevo!!! Y por favor, que se beba y conozca el vino!!!

Momento, apretado en bodega, los enólogos que elaboran blancos generosos, ya han cogido el pulso a la bodega, según las zonas, alguno comienzan a entrar uva, mientras que otros, ya han casi terminado. Los de tintos, comienzan a calentar motores, depósitos vacíos en su mayoría a la espera de la entrada de uva nueva, y jaulones con botellas que reposan madurando para estar listos cuando llegue el momento de su venta.

 Muchas sensaciones en mi cabeza, nervios, a la espera de recomenzar, y ganas, muchas ganas….y no tuve más que celebrarlo con amistad y con buenos vinos. En esta ocasión aproveché para celebrarlo con Terras Gaudas, una bodega que para mi gusto, no para de mejorar año tras año. Como éramos varios, nos pegamos el lujazo, y disfrutamos de tres de sus vinos: Terras Gaudas, Abadía de San Campio y  La Mar. Todos  de una elegancia sublime, cada uno con un punto diferente y para un público también difernte.

 Si hablamos de Terras Gauda, para mi gusto, este año, está aún mejor, un equilibrio muy conseguido, y una acidez más que correcta. Refrescante, agradable voluminoso, y bastante largo al retrogusto. Su composición este año, es de 70% Albariño, 18% Loureiro y 12% Caíño blanco.

En el caso de Abadía San Campio, también diría que ha mejorado, el año pasado, a pesar de gustarme mucho, encontré una diferencia importante entre éste y Terras Gauda en lo que a calidad se refiere. Este año, apesar de tener un personalidad diferente, al menos para mi, lo he encontrado más expresivo, más redondo, y en resumen, más vino, toda una alegría para maridar con todo tipo de mariscos e incluso algunos quesos. Composición 100% albariño.

Y por último La Mar, un vino elaborado para paladares que buscan algo más especial que comercial, no apto para todo tipo de público, primero por su precio, algo más elevado, aunque no desmesurado, como por su complejidad, un vino, para amantes de lo singular y lo especial. Una pequeña producción de vino, elaborado con una variedad que tratan de rescatar de las olvidadas, La caiño, y que tiene gran importancia en este vino singular. Con una composición de 85% Caíño blanco, 10% Albariño, 5% Loureiro, hablaría de él como algo digno de probar y de ir conociendo poco a poco.

Galicia, cada vez me gusta más, y los vinos de su tierra, se están poniendo las pilas a un ritmo de infarto. No me extrañariá en absoluto, que en muy poco, se ponga como una de las zonas de vinos más demandada. Tiempo al tiempo…

Brindo por ustedes, brindo por la vuelta del verano, y brindo por Terras Gaudas!

Salud!!!

 

 

 

 

 

El oído importa...Someone like you...

alvaro | 11 Abril, 2013 21:54

Hace ya más de un año que lo escribí, pero no me atreví a publicarlo...se ve que he perdido la vergüenza...aquí os la dejo :D

La cata de los sentidos….vista, olfato, gusto…entonces no cuentan los otros, oído y tacto…ya….

Pero bueno, pensemos, para qué nos sirven estos en definitiva? Cada uno de ellos nos hablará de lo que será la sensación global, que nos servirá para  juzgar lo que finalmente  nos producirá un placer en mayor o menor grado, o a las malas una sensación poco agradable…

Entonces, si lo pensamos, qué diferencia hay entre una cata de vino, de carne, de turrón de agua, o yendo mas lejos, de cualquier otra cosa….de una película, de un discurso, de una canción…y he de ahí donde va mi post de hoy…

Venía en el coche de una comida con unos amigos, habiendo disfrutado de un exquisito puré de lentejas, y un magnifico pollo asado con ensalada aderezada con una salsa digna del paladar más exquisito y una extraña combinación de pimientos rojos en tempura que quitaban el sentido. Todo ello acompañado de un vino ya muy familiar para mí, vino tinto de Ronda crianza, Altocielo. Una comida la mar de agradable y una conversación aún mejor.

Pues con la sensación de haber disfrutado mucho y volver a la realidad, en el coche, camino de casa, con la radio puesta, para aún mejorar el día, me ponen “Someone like you” de “Adele” una canción que me fascina.

Quizás por la alegría del momento y por la pequeña ida de cabeza de la costumbre…no he podido evitar pensar en una cata de una canción, porque, ¿Quien dice que no se puede hacer?…y aquí os la dejo:

 Y aunque no sea una cata de vino al uso, ya que no es un vino, a  grandes rasgos podría pasar perfectamente por una de ellas:

Inicialmente, la fase visual puede echar un poco para atrás, excesivamente estructurada  lo que podría condicionarnos en el resto de los sentidos, sin embargo, no lo suficiente como para no darle un oportunidad.

Una vez en boca, tiene un inicio suave, que poco a poco te va cautivando. Su evolución es sensacional,  haciendo que te llene,  hasta que tus sentidos pierdan el norte, y cada una de las sensaciones e colmen completamente, llegando un punto en que quedas embelesado .

Francamente, sensaciones que hacen que, para mí, te emociones, y llegues a quedar petrificado, haciendo recordar y percibir multitud de cosas.

En boca no es redondo, es esférico….y el retrogusto es tan largo como tu memoria y tu entendimiento sean capaces de hacerte sentir, recomendable, no una copa, sino al menos una botella.

En fin, si fuera un vino, diría que es la sensación del momento, pero como es una canción y ha ganado 6 gramis….poco más tengo que añadir…

La maridaría con una buena copa…por ejemplo un oloroso, o mejor aún, una copa de un buen brandy…;)

 

 

Que el vino pare al tiempo!!!

alvaro | 21 Marzo, 2013 21:54

La verdad es que cada vez escribo menos, y no es por falta de ganas…la verdad, es porque cada vez encuentro menos tiempo para hacer lo que me gustaría….o no,  es que cada vez pienso menos lo que me gustaría hacer, o es que me enredo haciendo lo que no quiero hacer…? ¿Será que hago lo que no quiero, porque quiero lo que no hago….?Este pensamiento tan ñoño, y enmarañado tiene su por qué…y me explico.

Cada vez que le digo a alguien por primera vez a lo que me dedico, siempre sale una sonrisilla sardónica en la cara de mi interlocutor, a lo que acto seguido, añade, “vamos que tú ganas dinero por estar todo el día bebiendo, y divirtiéndote”, o algún tipo de comentario por el estilo…Está claro que no, que no es ese mi trabajo exactamente, y que cualquiera que esté en el mundo de los vinos, lo afirmará. Está claro, que sí, que catamos vinos, y es obvio que cuando lo hacemos intentamos disfrutar lo máximo para poder apreciar lo que el consumidor va a poder sentir cuando lo haga, comunicar, que lo llaman…Pero os aseguro que de eso, a lo que disfrutar, en su sentido profundo se refiere…va un mundo. Cato, pero no bebo, disfruto, pero no me relajo, explico, pero no llego a dejarme llevar…todo tiene su pero…. “Pero” no soy la excepción, y se que a todo el mundo le pasa mas o menos lo mismo en su trabajo, que a todos nos falta ese poquito de pararnos, y apreciar con cara de satisfacción lo bien que hemos sido capaces de hacerlo, compartir con otros nuestra gran obra, o al menos, darnos esa palmadita en el hombro que hace que ese esfuerzo merezca la pena….simplemente disfrutar haciendo lo que hemos hecho bien.

Vivimos en un tiempo en el que no hay tiempo para la recompensa, el elogio y el disfrute….voy a contar en Facebook lo que hago, que no se me olvide el tweet, uf, tengo que mandar los mails, se me olvidaba la reunión, casi no llego, que no se me olvide mañana que....STOP!!!!

Hoy, os animo a cambiarlo…Os animo, a que “perdáis” (se dice que para ganar hay que saber perder, aunque no sea el contexto, permitidme la licencia de usarlo) un rato  de vuestro valioso tiempo, y os acerquéis a esa pequeña tienda de vinos a la que nunca os animáis a entrar y dediquéis unos minutos a mirar el escaparate, las paredes repletas de vinos, las etiquetas que con ese esmero (el mismo que ponemos todos en nuestro trabajo), han sido escritas por el dependiente tratando de transmitir tanta información en tan poco espacio, que preguntéis lo que os sorprenda o lo que os gustaría encontrar…y que después de un cuartito de hora, os deis el gustazo de comprarla, y la llevéis a vuestra casa con vuestra pareja, vuestro amigo, vuestro perro, gato o con quien simplemente os encontréis a gusto, como si es con la mismísima soledad…os descalcéis, y con todo el protocolo del mundo, ese que os haga sentir especiales, la abráis, y os sirváis esa copa de vino, esa, que sabéis os merecéis desde hace tanto tiempo….que el mundo se pare…a disfrutar!!!!

Yo, lo voy a hacer también…;)

 

Tomar grandes vinos franceses en Sevilla es posible, de hecho es fácil...Le Coin Perdu

alvaro | 08 Diciembre, 2012 21:53

Me habían hablado hace algún tiempo, de una persona que de una manera altruista podía facilitarte unos vinos franceses, ya que los traía simplemente por el hecho de tenerlos y compartirlos…que cosa más rara…tenía curiosidad por ir y enterarme cuanta verdad había en esto….pero el tiempo pasa y muchas veces dejamos de lado las cosas a las que sabemos mas jugo podemos sacarle simplemente por el hecho de que no son “importantes”…pero como a veces sucede, las cosas que tiene que pasar, pasan :). Y el otro día en la feria de los vinos de Ronda, me presentaron a Francisco Díaz, con quien al rato de tomar un vino y charlar, comenzamos casualmente a hablar de los vinos franceses, y mira tú por donde, era aquel de quien me habían hablado….Le Coin Perdu, así se llama su casa. Y digo su casa, porque realmente es allí donde vive….Algunos pueden pensar que que rollo trabajar donde se vive, pero no seré yo quien os convenza de lo contrario…simplemente os animo a que vayáis a conocer el sitio…Un lugar del que estoy seguro nadie, y repito nadie, quedará defraudado. Un lugar insólito en Sevilla. Es como si al pasar la valla donde se ubica, te transportaras a un pueblo de la montaña, a la plaza de un pueblo donde el silencio sepulcral dominara todo  el día irrumpido únicamente por las voces de los ancianos, los juegos de los niños o los cuartos del campanario.

Aquitectura sobria pero elgante, hierro soldado y artesonado de madera en su interior...botellas que cumplen la funcion de muro y barricas que hacen de mesas....y el placer de escuchar a Francisco en quien se encuentra el gusto de la charla por el vino y del compartir sus conocimientos gratuitamente. Y he aquí donde retomo el concepto del que me hablaron de altruista, ya que Francisco, no gana ni un centimo a cada botella que  vende, ya que, lejos de ser un negocio, es el placer de compartir estas botellas y este conocimiento, simplemente ese agrado, lo que le lleva a mantener ese "negocio", su casa. Cuando pasa algo de tiempo, coge su coche y se hace miles de km en busca de una buena feria donde probar nuevos vinos, conocer  nuevos,  encontrarse con  antiguos bodegueros y traer nuevos vinos por los que seguir brindando con los amantes de este alimento.

Le Coin Perdu, en la C/ Gandesa, detras de la Plaza de San Isidoro, en Sevilla.

Os animo, invito,convoco, o como queráis a que todos aquellos que quereis conocer vinos franceses, y simplemente pasar un rato agradable, pulséis el timbre que hay junto a a la puerta, ya que, al no ser más que su casa, el horario de apertura es ese, el de su casa, bueno, y el de su estudio de arquitectura que también tiene allí.

Por Francisco Díaz, salud!

 

altaltaltalt

 

Inauguración V muestra de los vinos de Granada

alvaro | 30 Noviembre, 2012 21:51

Os transcribo tal cual esta noticia que me ha llegado, y a los que podáis asistir, os  animo a ello!

alt

Inauguración V Muestra Vinos de Granada

La V Muestra Vinos de Granada ha sido inaugurada este jueves, 29 de noviembre de 2012. La ciudad de Granada ya puede degustar los caldos de las bodegas adscritas a la Denominación de Origen protegida. Durante los días 29 y 30 de noviembre y 1 y 2 de diciembre los vinos de calidad de Granada estarán en la carpa situada al lado del Palacio de Congresos de Granada.

Las bodegas que han participado de este evento son: Bodegas Al Zagal, Bodegas Anchurón, Bodegas Aranzada, Bodega Cuatro Vientos, Bodegas Domingo y Quiles, Bodegas Dominio Buenavista, Bodegas Fernández Herrero, Bodegas Fontedei, Bodega Los Martos, Bodega Marqués de Casa-Pardiñas, Bodega Méndez Moya, Bodegas Pago de Almaraes, Bodegas Hacienda Señorío de Nevada y Bodegas Vertijana.

Todas las autoridades han dejado claro en su discurso la importancia que tiene consumir productos granadinos, en este caso vinos, para reivindicar la provincia. La situación es difícil para todos, “hay que estar a la altura de las circunstancias y trasladar a los ciudadanos el mensaje de que reclamen vinos de Granada”, anuncia Juan García Montero, portavoz y concejal de Cultura del Ayuntamiento.

Se han entregado los premios a la Excelencia en la Defensa de los Vinos de Calidad de Granada a trece establecimientos de la provincia:

  • La Cata con Botas D. Néstor Velasco
  • Collados de la Sagra D. Jose Fabian Gómez Gor
  • Despensa Alpujarreña D. Jose Francisco Carmona
  • Taberna El Garnatí D. Alfonso García
  • Taberna La Guindilla D. Juan José Tirado
  • Mesón Antonio D. Antonio Magán
  • Mesón Gala D. Antonio Miguel Ruiz Bustos / D. Luciano Ruiz Bustos
  • Paladar D. Fernando Leyva Espadafor / D. Jose Leyva Espadafor
  • Poetas Andaluces D. Jose Calvente Bonet /D. Jose Antonio Calvente González
  • El Rincón Cristóbal D. Cristóbal Solano Gómez
  • Restaurante El Sevillano Dña. Gracia Escobar
  • Sabores del Altiplano D. Frutos Perez Vilar
  • El Ventorro de Alhama D. Manuel Miranda

También se ha entregado el Premio Especial Honorífico a la Asociación de Sumilleres de Granada y lo ha recogido D. Javier Castro, presidente de la Asociación de sumilleres de Granada. Los premios han sido entregados por Juan García Montero, portavoz y concejal de Cultura del Ayuntamiento; Luis Aribayos, secretarios general de la Confederacion de Empresarios; Eduardo Peralta, director de Ideal; la comisión permanente de la Denominación de Origen Vino de Calidad de Granada, Javier Rodríguez, presidente; Juan José Castillo vicepresidente; Jose Olea Varón secretario y Emilio Romero tesorero.

El área de Comunicación queda a su disposición,

comunicación@dovinosdegranada.es

Por los vinos de granada ¡Salud!

alt

 

Vino Tadeo, Bodega Cortijo Los Aguilares y Bibi...

alvaro | 30 Noviembre, 2012 21:50

Que las bodegas andaluzas van posicionándose en el un sector reconocido de vinos de calidad es un hecho, pero en la mayoría de los casos, además de un hecho, es un derecho merecido, por el duro trabajo que no dejan de hacer día a día.

Reiterándome una vez más, quiero hablar de la Serranía de Ronda, donde lo habitual mucho más que la excepción, es que allí tomar un vino cada día es más garantía de tomar calidad.

Mucha gente sigue hablando de que el problema de los vinos andaluces es que son muy caros, que en comparación con los vinos de otras D.O.  sus precios son excesivamente elevados.  La verdad es que si miramos la media de los precios, algo de verdad existe en esto, pero solo algo y me explico. ¿Qué estamos comparando? Si hablamos de que en muchas D.O. existen vinos muy baratos, y en general en Andalucía no, es cierto, los  vinos de Andalucía no son en general baratos. Ahora, si analizamos en mayor profundidad, la cosa cambia. ¿Qué hace que el precio de un vino  sea caro…?Multitud de factores intervienen en este análisis y me podría llevar demasiado tiempo escribiendo algo que al final no sería más que un rollo, así que hablaré de las cosas más básicas:

  • La producción de uva por hectárea: en Ronda por ejemplo, raramente se superan los 5.000Kg de uva.
  • Las edad de las barricas: no suele ser superior a los tres años como norma.
  • La calidad de las botellas y presentación de las etiquetas: en la gran mayoría de los casos es exquisita.
  • El trato a la uva y el momento de la recolección: casi todas las bodegas, por no decir todas, recogen manualmente en cajas de máximo 30Kg y la gran mayoría tiene cámara frigoríficas donde rebajan la temperatura de la uva antes de introducirla en los depósitos.
  • Por supuesto existe otra cosa que es que todas las bodegas son nuevas y están hechas con muchísimo mimo, acero inoxidable es la norma, con equipo de frío y control de temperatura en las fermentaciones…

Iba a seguir, pero no quiero ser más pesado. Pero finalmente todo esto no sirve para nada si la prueba no es el producto, pero es que lo es…ah, y por supuesto el equipo de enólogos que dan todo de si mismos por hacerlo tan bien como lo hacen!!!

Hoy quiero hablar de Bibi García y de la bodega “Cortijo los Aguilares” Una semana  me he llevado catando tres de sus vinos, el joven, que es la pura expresión de la fruta, goloso donde los haya (para que aún exista quien hable de los aromas vegetales de los vinos de Ronda, que lo pruebe y hable), Pagos del Espino (prueba de cómo la botella hace que un vino se redondee y mejore, cada día más y más rico. Media hora después de abierto (media botella después…;)) cambia radicalmente para que esa madurez adquirida se transforme de nuevo en un niño alegre y juguetón (la fruta resurge explosiva) y por último Tadeo…cosa rica rica donde las haya. Un vino serio, con carácter, estructurado, que una vez lo tienes en boca se transforma en la expresión total de la calidad. La madera presente suaviza a esa Petit Verdot tan compleja, la fruta roja, negra, el cacao hacen que ese “verdot” no se aprecie en absoluto…la conjunción de su tanino con el de la barrica es fantástico. Y si me dijeran de donde es este vino, sin ver la botella, lo más probable es que dijera que es de la Ribera del Duero o de Toro, pero de Toro de los ricos ricos…no puedo sino felicitar a todos los enólogos de Ronda por lo bien que lo hacen, pero en esta ocasión en especial a Bibi por esa maravilla que es Tadeo, de veras, gracias!!

Como colofón os dejo una foto, y os comento que lo que se ve en el plato es cola de toro que tuvo el detalle de cocinarme mi comadre…y disfruté con mi compadre, qué más puedo pedir?

Salud! A seguir mejorando!!

alt

 

Catar un vino por segunda vez. Otra oportunidad puede ser un triunfo...Mentor

alvaro | 29 Noviembre, 2012 21:49

Siempre lo digo y lo repito, si se quiere conocer un vino, no se puede catar una sola vez, hay que  darle al menos un par de oportunidades. La conservación de las botellas puede haber sido diferente, te pueden haber servido de una botella que lleve mucho tiempo abierta, o tener algún problema con corcho....esto sin hablar de las añadas, claro, cada añada es un mundo en muchas ocasiones.

Son multitud los factores que pueden hacer que una botellas sea diferente a otra, o de otra manera dicho, peor que otra.. por lo que si de veras quieres tener una opinión cierta de cómo es un vino, te animo a que lo cates varias veces.

En esta ocasión a mi me ha pasado, pero como el vino tenía buenas referencias, le di una segunda oportunidad antes de hablar mal de él. Hablo de Mentor, un vino reserva 2005 de la Rioja. El propietario vino a verme y estuvimos charlando sobre las elaboraciones que realizaba, la selección de vinos que Jerez que estaba haciendo con la intención de ofrecer un producto de alta gama, de la mejor apuntaba (en breve lo cataré y os contaré, tiene muy buen pinta), y finalmente, al marcharse, me ofreció una botella de este vino que os hablo, Mentor.

Me dijo que lo dejara reposar un par de días, ya que estaba con el coche para arriba y abajo y posiblemente el vino iba a estar un poco "alterado". Así hice, esperé un par de días para abrirlo...al hacerlo, los olores que me llegaron, recordaban mucho al cuero, a reducción y en general a aromas poco agradables. No quise adelantarme y esperé un rato, el vino cambió...no tenía prisa, ya que estaba en la oficina, así que le di un buen rato para ver si mejoraba aún más, pero esto no sucedió. En boca se mostraba algo agresivo, y la verdad es que la nariz, a pesar de mostrarse más amable que en el ataque inicial, no acaba de convencerme....Llamé a este señor (Roberto Amillo) y le conté lo que me había pasado, él me dijo que no me preocupara en absoluto, que podría haber sido una botella que hubiera estado mal colocada en el coche o vete tú a saber qué...así que me envió otra muestra para catar.

Con algo de miedo, me la traje a mi casa, y primero yo sólo, hice el ejercicio de abrirla, y tranquilamente comenzar a observarla. La nariz ahora sí era franca, aromas terciarios maduros, café, especias dulces, al agitar la copa aparecieron aromas de montebajo muy agradables, el cacao, también predominaba, y aunque la fruta no fuera el aroma mas importante, también se encuentra bien integrado, frutillas negros maduros. Como dicen algunas  personas mayores, estaba ante un vino "de verdad"... En la boca largo, predominio de amargos agradables, el tanino dulce pero no empalagoso, un vino serio, un vino para conversar. Después vino mi señora madre con quien compartí la comida, y ya que estábamos, el vino, y efectivamente confirmó todo lo que os he dicho, a su manera...este sí que es un vino bueno...:) no hay nada más que decir...

La verdad es que, no voy a decir sorpresa, ya que esperaba bastante de él, pero sí os digo que el placer de disfrutar de un buen vino después de haber tenido una experiencia poco agradable, hace que se saboree mucho más. Mentor, un vino que ha aparecido por sorpresa, y que hace que una vez más Rioja, sea una D.O. con una innegable calidad, apoyada por el saber hacer de muchísimo años.

Brindo por las segundas oportunidades, brindo por la paciencia y brindo por Mentor.

alt

 

Como se cata un vino

alvaro | 21 Noviembre, 2012 21:48

 Aprovechando que ya hemos comentado como es una ficha de cata, con las limitaciones que tiene, os voy a contar como, bajo mi punto de vista, se debería catar un vino.

Para empezar, sería interesante no tener complicaciones en la cabeza, no estar pensando en diez mil cosas a la vez, sino estar relajado, tranquilo y dispuesto para concentrarnos en lo que vamos a hacer, como dice la frase latina “Age quod agis”…haz lo que hagas, y (si puedes) hazlo bien…. et bene agis. Cata con un poco de hambre, en un sitio iluminado y a ser posible, muy recomendable, hazlo con un fondo blanco. 

Trata de abstraerte, intenta pensar únicamente en el vino que vas a tomar, olvídate de la botella, de la copa, del ruido y concéntrate en apreciar qué te dice ese vino. ¿Primero con la vista, qué color tiene? Siempre nos deberán decir qué estamos catando, si es un vino joven, un vino con crianza, generoso, espumoso…para así tratar de juzgarlo en función de eso mismo que es.

Qué color tiene, nos preguntaremos, ¿Es acorde al color que le debería corresponder? Con ese tipo de vino que estamos catando. Pensaremos en la intensidad que tiene, en el tono de su ribete en comparación con el centro de la copa (seno), en su capa si es un tinto, en su brillantez si es un blanco…y ensamblando todos estos conceptos, decidiremos si el color es el óptimo o si deja que desear. Además nos empezaremos a hacer una idea sobre lo que nos asaltará a continuación en nariz e incluso si ya somos experimentados en lo que probablemente encontraremos después en la boca.

Ahora ya, con una idea inicial de esa fase visual, nos acercaremos la copa a la nariz, y sin moverla aspiramos con una profundidad media un par de veces, ¿Qué encontramos? ¿Qué recuerdos nos asoman? Aromas de flores, de frutas, aromas vegetales? ¿Todo son aromas primarios? ¿Efectivamente, se trata de un vino joven como nos habían anunciado? ¿presencia de tostados? ¿Aromas que nos recuerdan a especias? ¿Quizás aromas muy balsámicos? ¿Estamos antes un gran crianza como nos dijeron?...Ningún defecto, lo vemos claro…ahora sí, agitaremos la copa y dejaremos que las moléculas de alcohol se vengan arriba y transporten todos los aromas que están deseando llegar a nuestra nariz para ser apreciados….¡Maravilla! Como se abre el vino….uhmmmm qué delicia….definitivamente sí, ahora encuentro todo lo que solo parecía un aviso de lo que quizás habría…estoy ante un gran vino y voy a tratar de reflejarlo en mi hoja de cata, ya que sí que merece la pena….ojalá sea así….Hay veces en las que no es tan fácil y tendré que agitar mi copa más veces, apartar la nariz y volver a empezar a ver si esos tímidos aromas que al principio creí encontrar, realmente se encuentran o no fue más que una visión…Paciencia, normalmente sale…aunque si nos cuesta tanto, una de tres, o es un vino con mucha botella que necesita su tiempo para mostrarse, o es un vino que ya ha caído y ya no es capaz de expresar casi nada, o sencillamente estamos ante un mal vino….

Pero con esto no estamos más que en la mitad….aún nos queda lo mejor…la parte sabrosa, la parte que nos dejará el recuerdo y nos dirá si lo que ya habíamos sentido era el preludio de una gran ocasión o si no era más que un embalaje bonito…¡Vamos a la boca!

Introducimos un buen sorbo en ella, agitamos el vino de un lado a otro, como si de un enjuague bucal se tratará, y aun más, introducimos una bocanada de aire y continuamos moviéndolo…el vino se va calentando y las partículas aromáticas se transportan, llegando así a nuestra pituitaria por vía retronasal (recordamos otra vez que la boca y la nariz están unidas). Exhalamos el aire y comprobamos como de nuevo los aromas se nos muestran. Al mismo tiempo, vamos pensando, recordando….a ver….dulce en la punta de la lengua, ácidos y salados en los laterales y centro y por último amargos en el fondo….uhmmmmm que maravilla….todos se unen produciéndonos esa sensación de equilibrio tan merecida….nos llena todos los sentidos, ¿Es áspero o es suave? ¿Es un poco astringente? ¿Aún debe mejorar en botella? ¿Es alcohólico? Siento molestias porque es demasiado cálido al tragarlo? Todas estas cosas deberemos ir pensándolas al catar un vino…En la fase gustativa…pensar y disfrutar ¿eh? Si hacemos las dos cosas al mismo tiempo, ¡Es mucho mejor!

Ya me lo he tomado, o lo he escupido si estoy en una cata y no quiero que se me suba a la cabeza….Ahora me tomo un par de segundos o tres para pensar todo lo que he hecho, uno todos las sensaciones, pienso en el recuerdo final que me ha quedado del vino…Cuánto me ha gustado, me pregunto, ¿Tengo dudas? Si es así, vuelvo a repetirlo todo una vez más….

Ahora sí, ya puedo emitir mi juicio, y si me ha convencido, ahora es el momento para saber qué es lo que he catado, ahora es el momento de contarle a todo el mundo lo que me gusta ese vino….

Mañana os contaré uno que me he tomado hoy y me ha gustado mucho…:)

Salud!!! ¡Por las buenas catas y los buenos vinos!

 

Como se puntúa un vino

alvaro | 20 Noviembre, 2012 21:46

La verdad es que  muchas veces los que nos dedicamos al mundo del vino, hablamos sobre la objetividad de una ficha de cata. Esta sirve para juzgar objetivamente (en teoría) la calidad de un vino.

Son cuatro las fases que en ella se tienen en cuenta:

  •  La visual: donde juzgamos la limpidez y otros aspectos diferentes a esta.
  •  La olfativa: donde nos ocupamos de la franqueza del vino, de la intensidad, siempre positiva y de la calidad
  •  La gustativa: donde además de juzgar los mismo valores que en la fase olfativa, nos ocupamos de la persistencia armoniosa y también de la calidad gustativa
  •  Y por último la armonía o el juicio final, donde además de tratar de encontrar que el vino realmente nos exprese eso mismo, su equilibrio, armonía, y en definitiva emitamos ese juicio final, también nos servimos para añadir algún puntillo que nos haya quedado corto o restar aquel en el que nos pasamos...

Se supone, que en cada una de las fases, inviertes el tiempo suficiente para apreciar los aspectos que te harán puntuar entre el excelente y el insuficiente (entre 5 y 1) cada uno de los vinos que catas. Y también se supone que eres muy objetivo, que estás ajeno a lo que hay a tu alrededor, que no te influyen las prisas, las copas, lo bien o mal que te sirvan el vino, si la sala está más fría o mas caliente y por supuesto, que no te influye, el hecho de que normalmente cuentes con poco más de un minuto para catar cada vino. Obviamente, como eres un catador cualificado, ni de broma te influye el hecho de que en una mañana puedas catar 80 vinos, ya que para eso, eres un profesional….

Si alguien cree que estoy en serio, que no se lo crea…obviamente, algún método tiene que haber, y seguramente,  como la democracia,  debe ser la menos mala de las formas de hacerlo. Ahora bien, si hemos de ser sinceros, en un concurso de vinos en los que algunas veces se consiguen una medalla y otras no, los motivos para ello, pueden ser bastante más que subjetivos.

Insisto en que tiene que haber algún método para hacerlo, y que realmente este no es del todo malo. Pero como siempre digo, una cosa es catar un vino como un profesional y otra muy diferente, disfrutar de un vino. Siempre esgrimo este argumento para animar a que se de una oportunidad a casi todos los vinos, y como siempre digo, a que los vinos se disfruten cuando se toman en lugar de buscarle los defectos….ya que de esos todos tenemos…mejor ensalzar virtudes.

Por los buenos vinos, por la subjetividad y por el disfrute…salud!

 

alt

 

Cata de los vinos de Ronda II

alvaro | 19 Noviembre, 2012 21:44

Acabar de trabajar e  irte a una cata, catar varios vinos elaborados por tus amigos, presenciar una cata de cuatro vinos hechos por un íntimo y que ésta sea comentada por él, irte a comer con todos ellos, y después quedarte toda la tarde con ellos conociendo a gente interesante, para muchos, sería una suerte…Pero para mí lo es más aún. Y lo es por el sencillo hecho de que son buenos amigos y de que los vinos son más que buenos…¡Qué suerte tengo!

Ayer eché un día de lo más divertido. A eso de las 14:00 me fui hacia la Primera jornada de los vinos de Ronda en Sevilla (os lo avisé por aquí…) y nada más llegar, mi amiga Bibi, me dio a catar su nuevo Pinot Noir (riquísimo), mientras su marido  Rodrigo, me hacía pensar sobre las barricas que había usado en sus diferentes elaboraciones…Al mismo tiempo, Vicente iniciaba su cata dirigida en la que me colé empezada ya, y disfruté de su blanco chardonnay, su roble, crianzas 2006 y 2008 y por último su Petit Verdot de Conarte 2007. Vicente nos daba su opinión de cómo sacar los vinos al mercado, haciéndonos dudar sobre si lo mejor era hacerlo en su punto óptimo de consumo o con necesitando aún tiempo para mejorar en botella…él opina que han de salir en su momento óptimo, ya que no todo el mundo ni tiene  el tiempo ni tiene las ganas de guardar los vinos, en contra de lo que muchas bodegas predican de que los vinos mejorarán, y es necesario guardarlas… para todo hay opiniones.

Tras acabar, mi móvil anunciaba que nos esperaban en la taberna de Alabardero con la comida casi servida. Allí disfrutamos de una comida la mar de rica, maridada, claro (para variar el día con un albariño en el primer plato y un vino mallorquín tinto para el segundo). Entre risas y comentarios de los vinos, tuvimos una interesante conversación acerca de los gurús del vino, donde todos coincidíamos en lo injusto y  absurdo que es el hecho de que el Sr. Parker, sea quien abra o cierre las puertas del mercado mundial a los vinos españoles, y de cómo el hecho de elaborar tintos en Andalucía entraña una doble dificultad:  Por un lado la de desmarcarse de las conocidas internacionalmente elaboraciones de vinos generosos andaluces, y por otro, la de que D. Robert Parker, realmente no se dedique a catar los vinos una y otra vez en búsqueda de los mejores, sino que, simplemente si te los cata(utilizando pare ello los métodos que cada cual sea capaz de ingeniar), habrás conseguido estar ahí y  poco a poco tus vinos se posicionarán y con suerte mucha gente los demandará, pero que si no encuentras esos métodos, alguna vez más que dudosos, de conseguir que lo haga, tus vinos, siempre estarán a la sombra de aquellos que sí lo consiguieron, independientemente de la calidad que tengan….conversaciones a la luz de una copa de vino….:). Ayer curiosamente, nos tocó una botella con corcho…cosas de la suerte…

Después nos volvimos al patio, donde seguimos conociendo a gente interesante y hablando de este maravilloso mundo al que tengo la suerte de dedicarme.

En fin, ayer fue un gran día. Brindo por los amigos y por los buenos vinos, brindo por Ronda! Salud!


alt

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ni Betis ni Sevilla, ni Sevilla ni Betis...vino Compás! El vino de Híspalis...

alvaro | 19 Noviembre, 2012 21:43

altalt

El vino de Híspalis, la ciudad de los sevillistas y de los Béticos, de la gente que le gusta la calle y hacer las cosas al compás. Para brindar por los buenos momentos y los no tan buenos...porque siempre hay un momento para sonreír y para reír... y más para nosotros sevillanos, que siempre somos capaces de verle el lado positivo a las cosas.

Nace el vino compás, de la empresa A2 Vino y Cultura. Tenemos la alegría de compartir con vosotros el fruto de nuestro trabajo, de nuestro esfuerzo y de nuestra ilusión. Solo hay que cogerlo, abrirlo y saborear al compás de las cosas buenas que quieres compartir con tu mejor compañía.

Y qué os voy a contar yo de él si es como mi hijo? ¡¡¡Que está riquísimo!!!! :) Elaborado con la variedad syrah al 100%, con una crianza en barrica de roble francés no inferior a los 10 meses. Con mucha fruta y una madera sutilmente integrada. Un vino con carácter, pero agradable para maridar con estofados y carnes a la brasa. Un vino que por su asequible precio se puede beber a diario, y con el que espero contéis  muy a menudo. Ya que en este momento está a punto de salir al mercado, estamos haciendo una campaña de promoción que os puede resultar muy interesante, aquí os dejos el enlace:

Como conseguir el vino COMPÁS

¡Brindo por vosotros, brindo por compás!

 

 

Cata de maceración carbónica Colonias de Galeón 2012, fantástica!

alvaro | 16 Noviembre, 2012 21:42

¡Que buena que fue ayer la cata de Colonias de Galeón!

La verdad es que poco a poco, la bodega ha conseguido coger una línea de elaboración lo suficientemente capaz como para que cada año, el vino sea lo más parecido posible a los anteriores y siendo influida lo menos posible por las características climáticas del año. Pero si tengo que decir algo respecto a esto, es que cada vez les sale mejor.

Fue una cata muy amena e interesante, en la que mientras  disfrutábamos de este vino cada vez más maduro, también disfrutamos de una Elena (copropietaria),  cada vez también más capaz de transmitir las sensaciones y peculiaridades del vino de una manera amena, sosegada y divertida.

Contamos con la asistencia de D. Rafael Juliá, de catering Juliá, quien se mostró especialmente encantado con el vino y quien transmitió que este año especialmente le gustaba mucho. Estuvimos comentando la necesidad del apoyo que necesitaban los vinos andaluces por parte de las distintas administraciones, cosa que comparto, pero que amplio especialmente al apoyo que necesitan los vinos andaluces de los consumidores andaluces en todo su rango...desde los de a  pié, que somos todos, hasta los compradores de grandes vinos (caterings, supermercados, restaurantes....) ya que creo que, si no somos nosotros mismos los que apoyamos y creemos en lo nuestro, nadie lo hará por nosotros.

Pero bueno, dejándome de rollos, simplemente quiero transmitiros mi agrado por este vino, maceración carbónica de Colonias de Galeón, que no es sino un preludio de lo que será la añada 2012, que estoy convencido será muy buena en rasgos generales.

Por cierto, ayer, lo maridé con un pollo al curry y con unos fideos de arroz la mar de interesantes en Cadiz nueve. Os dejo las fotos con la carta para que le echéis un vistazo. Muy buen sitio, agradable, buena comida y buen servicio...

alt

Por los vinos 2012 y en especial por Colonias de Galeón, salud!

 

Le Beaujolais Nouveau èst arrivé

alvaro | 15 Noviembre, 2012 21:41

Le boyolé nuvó est ajivé, que diríamos nosotros...con esta frase, el tercer jueves de Noviembre, todos los años, sale en Francia el primer vino del año, tinto además. Elaborado con la uva Gamay típica de la zona francesa de Beaujolais que se extiende por el sur de Borgoña y norte de Lyon, aunque los franceses normalmente no hablan de las variedades con las que lo elaboran...detalles poco importantes para lo que nos interesa de este vino y más aún, cuando lo que quiero contar sobre todo es para la provincia de Sevilla.

La bodega Colonias de Galeón, con Julián navarro al frente y Elena Vigueras, su mujer, viene ya desde hace cerca de 10 años elaborando algo muy parecido, un vino de maceración carbónica, elaborado con las variedades Cabernet Franc al 50 %. Tempranillo al 30% y Syrah al 20%. Este vino, mediante este proceso de elaboración, nos proporciona en cata unos aromas muy , muy especiales y característicos. Son aromas que podríamos englobar en  resumen como de yoghurt de frutas del bosque, o también de chucherías. Sí, de esas que comprábamos cuando éramos pequeños: de palote, loly-pop, piruletas, esponjitas e incluso para los más feriantes, algodón de feria.

La verdad es que son unos vinos que no dejan indiferente a nadie, para bien o para mal (No a todo el mundo le gusta es tipo de vinos), pero lo que sí que es indiscutible es que sorprender, sorprenden. A mi personalmente me encantan. Para los que le gusten las comidas opulentas, tipo solomillo de buey casi crudo o los guisos de carne de venado, que se olviden...sin embargo, para aquellos a los que el risotto, las pastas suaves e incluso  pizzas, arroces melosos,  quesos semicurados....para todo este tipo de comidas fáciles, maridan que es un delirio.

Y como siempre que puedo, os animo a que os vengáis a catarlo. Esta tarde jueves 15 de Noviembre, en la C/ Calatrava 10 a las 20:00 en "Duo Tapas" o en  "Cádiz Nueve" en la Avenida de Cádiz a las 21:00. Os podéis dar el gustazo de disfrutar de ellos.

Yo iré, claro que iré....Salud!

alt

 

Cata de los vinos de Ronda

alvaro | 15 Noviembre, 2012 21:39

alt

Pues mira que estamos de suerte…que donde va una va otra y que no vamos a parar…que el lunes 19 de Noviembre, después de no habernos quitado la emoción de haber catado los vinos de Valdepeñas,  nos encontraremos con los vinos de Ronda. Con los buenos, buenos,  porque además de grandes vinos, son amigos y Andaluces.

La verdad es que tengo un montón de ganas, bodegas amigas y amigos, amigos…jejeje, va a ser un día muy divertido. Pero bueno, siendo profesional y olvidándome del cariño que siento por Ronda, hablando de vinos, tengo que decir, que las bodegas que vienen son la flor y nata de los vinos de Ronda.

Habrá catas dirigidas, y aunque hay que pagar por ellas, la cantidad que supone el aprender de los vinos por medio de los elaboradores, considero que es una minucia.

Yo estaré seguro, y os animo a que vayáis y disfrutéis con todas las de la ley del vino y su cultura, su conocimiento y su diversión.

Contaremos con las bodegas “Cortijo Los Aguilares” Con Bibi García, su enóloga; “Bodega Theo Conrad” y su enólogo Rodrigo Nieme; Bodega Doña Felisa y su propietario y enólogoJose María Losantos; “Bodega Descalzos Viejos”  y su enólogo Vicente Inat; Bodega J.M Vetas y su propietario y enólogo, Jose Manuel Vetas; “Bodega Los Lunares" “y su propietario Pedro Morales; “Bodega Martin Kieninger” y su propietario Martín Kieninger; Y las “Bodegas Federico Schatz” y su propeitario, enólogo, viticultor y todo lo demás Federico Schatz.

Espero veros y pasar una jornada la mar de agradable. En la escuela de hostelería de Sevilla, en la Plaza de  Molviedro 4 . Sevilla.

Por los vinos de Ronda, Salud!

 

alt

 

 

Cómo catar un vino de Valdepeñas

alvaro | 14 Noviembre, 2012 21:33

Esta entrada podría ser engañosa, ya que cualquiera que la busque, seguramente estaría buscando el hecho de cómo catar un vino producido en la D.O. Valdepeñas, sin embargo, no solo no es un engaño, sino que es mucho más que una explicación de como catar un vino de dicha zona. ¿Y porqué digo esto? Pues porque tenemos la suerte de que el personal de la D.O. Valdepeñas está haciendo una campaña de difusión que más que honrosa, es digna de elogio.

Tras pasar por Valencia y Madrid el 16, 17 y 18 de Noviembre, tienen el detalle de pasarse por Sevilla. Tres día para aprender como se cata, como se disfruta y todos los porqués de los vinos de Valdepeñas.

Además no solo se dedicarán a "vendernos" el vino, sino que además amenizarán los tres días con actividades lúdicas dejando claro que el vino, mucho más allá de ser un producto de culto, es un producto para disfrutar y compartir.

Este tour, concebido para dar a conocer distintos aspectos del mundo del vino y la enología, contará con cursos de iniciación a la cata, catas guiadas, degustaciones libres e incluso un monólogo de humor. Además se podrá disfrutar del espectáculo del mentalista Javier Botía, quien liderará la realización de varios concursos relacionados con la cultura del vino.

Valdepeñas, no es sólo una D.O. más de las tantas que tenemos la suerte de tener en España, sino que además es una de las más antiguas, la tercera Institución Vitivinícola Española, tanto por antigüedad como por reconocimiento en el mercado, y que poco a poco se está reinventando a si misma para ofrecer cada vez  productos de  mayor  calidad.

alt

 

Sinceramente, os animo a acudir a este evento y catar grandes vinos, pasar un rato agradable con vuestros amigos y amenizar el fin de semana con actuaciones, catas y otras actividades.

No lo olvidéis, en la plaza de la Encarnación, "Las setas". Os adjunto el horario para que no tengáis dudas.

Por la D.O. Valdepeñas, Salud!

alt

 

 

1 2 3 4 5  Siguiente»
 
Powered by LifeType - Design by BalearWeb